miércoles, 16 de octubre de 2013

¡OH MERCURIO, PATRÓN DE LOS LADRONES!



THE LAKE ISLE


O God, O Venus, O Mercury, patron of thieves,
Give me in due time, I beseech you, a little                                                        tobacco-shop,
With the little bright boxes
piled up neatly upon the shelves
And the loose fragant cavendish
and the shag,
And the bright Virginia
loose under the bright glass cases,
And a pair of scales not too greasy,
And the whores dropping in for a word or two in                                                    passing,
For a flip word, and to tidy their hair a bit.

O God, O Venus, O Mercury, patron of thieves,
Lend me a little tobacco-shop,
or install me in any profession
Save this damn'd profession of writting,
where one needs one's brains all the time.



Ezra Pound















LA ISLA DEL LAGO


Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrón de los                                                              ladrones,
dadme a su justo tiempo, os lo suplico, un pequeño                                                      estanco
con sus brillantes cajas
apiladas en los estantes
y la fragante picadura
y la hebra
y el rubio de Virginia
a granel bajo los frascos luminosos
y un par de balanzas que no estén muy grasientas
y las putas cayendo para charlar un rato,
contar un chiste y arreglarse el pelo

Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrón de los                                                             ladrones,
dadme un pequeño estanco
o cualquier profesión que no sea esta
maldita profesión de tener que escribir,
en la que necesitas todo el día el cerebro




(Versión en español de Dama Satán)





5 comentarios:

Anónimo dijo...

uh ! no me esperaba esto. ¿ quién en este puto, puto país traduce a ezra y lo publica ? me parece haber amanecido en el lugar que no era.

1. "os lo suplico" etc : no. no decimos os, decimos les. por nada ! a estas alturas, el españolísimo os es una línea menor entre las isoglosas.

2. pero lo más interesante: "dame un pequeño estanco" como La Bodega, y no esta "profesión de tener que escribir, / en la que necesitas todo el día el cerebro"..

NOOO ! MonTse ! no estarás queriendo convertirte en bodeguera o algo similar y renegar de tu oficio impreso en tu ADN, el de escribir o no (el acto que materializa irrelevante, lo que importa es lo posible.. jua ! ), pero siempre es inevitable "necesitar todo el día el cerebro" ?
espero que no.

hm.. aunque una "Bodega Mont Zé" podría pegar, ...

3. y va con onda para todos mis amigos bodegueros que me tienen como fiel cliente. incluso Astoria.

4. y a ver si siguen más traducciones a la paracuaria.



saynomoreglass dijo...

Gracias Montse!!

Montserrat Álvarez dijo...

Bueno, Anónimo, es que "os" me da la sensación de algo directo, que "toca", como cuando, mientras hablas, le das al otro un par de golpecitos con el índice en el pecho. Como si "os" interpelara de modo más acuciante que "les": "les" me parece de oficina, encorbatado y sin expectativas, una voz moderada, oficial, de rutina, demasiado apagada para hacer algo tan peligroso como invocar a los dioses, que suelen hacer trampa y estafar con la “letra chica” del “contrato” u otro truco. Así que el que les pide una gauchada medio que se la juega. No son de fiar esas entidades que no se toman en serio las pequeñeces que pueden terminar trágicamente con la vida o el juicio de un mortal, ya que les son tan nimias y aun tan imperceptibles como el virus de una gripe podría serlo a los ojos de un planeta o una galaxia, según lo imagino yo.
Tal fue el motivo del tratamiento pronominal tan de cierto dialecto del septentrión y que suena raro fuera de las tierras que se extienden entre Cantabria y Vizcaya, ¡oh tú, INCONFUNDIBLE!, e irónicamente apellidado “Anónimo”.
Pero te recuerdo, ¡oh ilustre enemigo de la fama, y así, deliberadamente, oculto en vida!, dos cosas.
La una: que desde mi primer e impúber libro ya he utilizado indistintamente el “vosotros” y el “ustedes”, según lo pidiera el poema; ¿por qué no habría de hacerlo al traducir?
La otra: que lo mixto o lo mestizo del idiolecto damasatánico que escribo, correcto mas no ortodoxo (aun cuando no sea ni simple ni evidente su heterodoxia, sino sutil y profunda, escondida y radical –tal que un Kanese, por ejemplo, apóstol de lo fácil y palmario, no podría, ni lograrla, ni aun verla), puede chocar a diversos lectores de acuerdo a su país de origen y tanto por sus rasgos peninsulares cuanto por los suramericanos, tanto por los limenses cuanto por los rioplatenses, tanto por el latín cuanto por el espánglish, tanto por el yopará del Paraguay macarrónico cuanto por mi (im)propio román paladino.
Y es que, ¡oh culto como nadie en este país por ti tildado de… puto! (“…el que no brinque, el que no salte / ¡Puto! / El que no brinque y eche desmadre / ¡Puto! / El güey que quedo conforme / ¡Puto! / El que creyó lo del informe…” –perdón por el breve cuelgue: me encanta Molotov); y es que, te decía, oh “Anónimo”, tengo mi propio español mixto e irrepetible (como lo híbrido o mixto a veces es irrepetible: en la mula, por ejemplo); para decirlo con el señor García: “Yo sé que algunos piensan que soy mixto / pero yo tengo personalidad”. Y aunque Dama Satán venga del norte y hasta del norte sea en gran medida, al mismo tiempo también: “Yo soy de la cruz del sur / aquí y en everywhere”. ¿No es por todo este tipo de cosas que Poun, García, yo, o sea, Álvarez, y el ilustre “Anónimo” vamos en (o sin) avión? “No voy en tren / Voy en avión / No necesito a nadie / A nadie alrededor…"
Y dicho esto, no obstante, como ha sido sino una reacción automática con pueriles e inevitables impulsos defensivos que pudieran impedirme temporalmente apreciar el acierto de lo señalado, pensaré en eso del “españolísimo” como línea menor.
Seguirán las traducciones. Y espero que también tus glosas, oh querido y admirado “Anónimo". Perspicacia absoluta tu inmediata evocación de La Bodega. Y en cuanto al Astoria, espero que me invites a escaparnos a una de sus mesas nuevamente otra luna cualquiera de estas, las por venir, las inminentes.

D. S., gerente de la Bodega Dama Satán. Representante exclusiva en Paraguay de los afamados patos lacados a la pequinesa Mon Tzé.

Montserrat Álvarez dijo...

ARRRRGH, una monts-ERRATA horrorosa en el antepenúltimo párrafo, perdón:
Donde dice:
"Poun, García...",
Debe decir:
"Pound, García..."

Montserrat Álvarez dijo...

y donde dice"ha sido sino", debe decir "no ha sido sino" (penúltimo párrafo) -grrr