lunes, 19 de agosto de 2013

AMIGOS


La amistad no es un lujo, no es un accesorio, no es una cuestión de emotividad, de sentimentalismo, de exceso de complacencia ni de expansividad indiscriminada, no necesariamente es fácil, no es siempre conveniente y ni siquiera es realmente una elección. 

Su importancia es de naturaleza más fundamental. Apunto, para una posterior filosofía del concepto de amistad, un par de cosas aquí.



Amigos Monroe y Capote


Esos otros, los que han sido o son nuestros amigos, nos van, en cada amistad nueva, configurando; cada amistad suma un trazo más al dibujo total que estamos siempre llegando a ser. La amistad es un elemento estructural del propio ser, no algo accesorio sino parte de la propia interioridad en lo que esta tiene de más fundamental y de más íntimo. 

La amistad configura y va armando la mente; una vez que un amigo se ha hecho un lugar en la mente, en la historia y en el trayecto de otro, en un nivel profundo de la identidad ya nunca puede perder ni dejar ese lugar, pues después de una amistad ya no somos los que fuimos, y toda nueva amistad crea nuevas personas, y no porque no hubiera nadie antes allí, claro, puesto que ya estábamos, conditio sine qua non, dados como sujetos los que después seríamos esos mismos pero también para siempre distintos al volvernos amigos, sino porque, si bien ya estábamos , éramos los «nosotros» de antes de esa amistad , los «nosotros» de historias y vínculos anteriores, los «nosotros» conformados por otros diferentes. 

Los de antes, los de ahora y los futuros amigos nos hacen un lugar en sus historias. Si en la diversidad de los momentos vividos, que tejen la red del tiempo, que va integrando a su vez la de la vida de las culturas y de las sociedades, estamos también nosotros, nos parezca bien o mal y nos sea fácil o difícil y nos guste o no estar ahí, es solo porque ellos, los demás, de una u otra manera nos han hecho un espacio y nos han puesto en ese lugar único, que pasa a ser el nuestro por derecho. 

Y es exactamente de esta forma como se van forjando y como se construyen las personas que llegan a ser tales.

Esa es la importancia radical y estricta de la amistad; no es asunto de sentimentalismos, sino que, desde el punto de vista del ser, este que aquí he esbozado es su estatuto nuclear e insoslayable en toda ontología de la subjetividad.



Amigos Joan Jett y Perro-cker


Hace unos días tuve un curioso sueño en el que aparecía, entre otros tres o cuatro amigos míos, C. Solo se lo conté a C., cuya lectura de mi sueño me dio el indicio de uno de los significados metafóricos de lo que soñé: ese sentido es lo que, con otro lenguaje, he tratado de adelantar aquí sobre la función vital y estructurante y el estatuto ontológico de la amistad

Este es un primer adelanto de lo que apunta a ser quizá mi "filosofía de la amistad". Y un pequeño tributo, resaqueado pero filosófico, a la lealtad y a la diversión, a la hondura y a la risa, a los breves milagros duraderos.




5 comentarios:

Anónimo dijo...

es interesante este tema, michel foucault (si, ya se que todo el mundo menciona hoy en día a este vago para posar de progre, pero..) mencionó en una entrevista un análisis sobre la amistad y como su intensidad fue regulada a partir de cierto momento, por lo que se podría conectar con la forma en que participa de los movimientos de constitución de la subjetividad. queda por escribir la historia de la amistad.
la entrevista es esta:

http://es.scribd.com/doc/3802417/Michel-Foucault-Michel-Foucault-una-entrevista

enrique
gritozine@gmail.com

Montserrat Álvarez dijo...

Muchas gracias por el dato y por el enlace, Anónimo. Me gustan mucho (no es por posar de progre, no digo que yo no pueda ser posera ni que "ay, soy una santa ovejita que jamás podría darse ínfulas de nada", pero de veras que no es por posar sino que me gustan nomás, lo juro, en serio, ¡K*****%$#/@%$#$%!) las ideas y la obra -el estilo, vamos: Foucault me gusta completo, como escritor, quiero decir- de Foucault, pero tengo poco material de Foucault y he leído poco de él, también, todavía.
Últimamente en Scribd siempre me piden que alce algo para poder bajarme mis golosinas y no siempre tengo algo a mano, la p**)% que los p**%/$, pero, aunque eso sea fastidioso, es uno de mis antros de vicio virtual ciberfavoritos.

Anónimo dijo...

jajaja entiendo, a mi también me gusta él, pero me da cierta cosa mencionarlo al recordar la cantidad de pacatos que lo sacan a relucir todo el tiempo (en especial en las facultades y eso por acá) y que a mi particularmente no me parece que les haya producido algo, ni que hagan algo interesante con él, sino que lo mencionan nomás para adornar sus discursos, generalmente mega aburridos.

esa entrevista creo que se puede bajar de otro lado que no sea scribd, saludos!

enrique

Montserrat Álvarez dijo...

=D gracias, enrique!

Montserrat Álvarez dijo...

perdón -"gracias por qué", dirás vos, verdad? me olvidé de aclarar -es que ya me bajé el doc de scribd, jejee