martes, 16 de abril de 2013

NORMAS NORMAS NORMAS





—¿Piensa usted que una persona normal podría decirle estas palabras a un joven? —preguntó sir Edward Clarke al acusado, que estaba sentado en el banquillo («Do you think that an ordinarily constituted being would address such expressions to a younger man?»).

—Yo no soy, afortunadamente, una persona normal —le contestó Oscar Wilde («l am not happily, I think, an ordinarily constituted being»).

Montserrat Álvarez

Como dijo enseguida Clarke («lt is agreeable to be able to agree with you, Mr. Wilde»), ese fue el único momento del juicio en el que los dos estuvieron por fin de acuerdo en algo.

Yo también lo estoy. Yes, indeed. Completamente. Por supuesto que ninguna persona normal sería capaz de decir esas palabras ni de escribir como escribía Wilde.




5 comentarios:

Diosnel Herrnsdorf dijo...

Benedetti te hubiera escrito "Una Mujer Desnuda y un Espejo"

Dama Satán dijo...

=)
No conozco prácticamente nada de Benedetti, pero el espejo tiene sus peligros.
Por ejemplo, Hefaistos le hizo un espejo a Diónisos, que en su imagen (eídolon)alcanzó (proêlthen) la diversidad del universo, pero se fraccionó (emerísthe) en el todo .

Anónimo dijo...

El poema de Benedetti te diria:

Una mujer desnuda y en lo oscuro
(o mas bien Una mujer desnuda ante el espejo...)

tiene una claridad que nos alumbra

de modo que si ocurre un desconsuelo

un apagón o una noche sin luna

es conveniente y hasta imprescindible

tener a mano una mujer desnuda...

Dama Satán dijo...

Guau! Me gusta
Eso fue realmente lindo ;) Gracias mil, caballeros

Stephen Dedalus dijo...

Lo que me llama la atencion deeste desnudo es la elegancia. Estuve a punto de poner frialdad en vez de elegancia.¿Es elegancia o frialdad?