miércoles, 2 de enero de 2013

GRANDES COSAS VEREMOS, II


GRANDES COSAS VEREMOS, II


ANDREW BIRD 

Toca desde los noventa (primero estuvo con los a veces simpáticos Squirrel Nut Zippers de violinista auxiliar y luego tuvo el grupo Andrew Bird's Bowls of Fire con el que lanzó dos discos), pero va creciendo como la levadura. Y, a propósito de esto, escucha bien, VOS, SÍ, VOS, que SPRITE TIENE ALGO QUE DECIRTE: prácticamente nadie en este mundo sabe hacer con el tiempo otra cosa que no sea envejecer. Pero que el tiempo encierra tanto de amigo como de enemigo y que con él se puede hacer muchas más cosas, lo demuestran las contadas excepciones con un cerebro como el de Andrew Bird. No porque él ya sea "un viejo" (de hecho, tiene 40 años), sino porque (again, HEY, VOS, SPRITE, O DAMA SATÁN, TIENE ALGO QUE DECIRTE) si te crees que a los 30 serás más inteligente que a los 20, o a los 40 más que a los 30, o alos 50 más que a los 40, etcétera, TE-E-QUI-VO-CAS (va a ser justo al contrario). Solo para muy-muy-muy raros bichos funciona el tiempo así. 

Andrew Bird lanzó en 2012 dos álbumes: Break It Yourself primero, y luego, con versiones diferentes de las canciones de este, el disco complementario Hands Of Glory. 

La crítica tiende a considerar "apacible" su música. Bueno: NO TENGO PALABRAS PARA DECIR LO QUE PIENSO DE TAL ADJETIVACIÓN. Mira, aquí tienes algo de Break It Yourself, y si te parece "apacible", pues nada, ya nos veremos, mucha suerte y que tengas un buen día:



 



Y aquí tienes en vivo Tables and Chairs. (Cuando grite sin dejar de cantar, ten en cuenta que las letras en su caso son verdaderos poemas; atiende a la parte terrible, insoportable, del grito delicadamente articulado en, por ejemplo, ese verso "...there will be snacks...")



 



"...And we were tired of being mild 
We were so tired of being mild 
And we were tired 

I know we're gonna meet someday 
In the crumbled financial institutions of this land 
There will be tables and chairs 
There'll be pony rides and dancing bears 

There'll even be a band 
'Cause listen after the fall 
There'll be no more countries 
No currencies at all 

We're gonna live on our wits 
Gonna throw away survival kits 
Trade butterfly knives for adderal 
And that's not all 

And there will be snacks, there will 
And there will be snacks, there will be 
There will be snacks..."



2 comentarios:

charles dijo...

Ese lado tranqui del Bird, con sus arreglos de cuerdas y sus silbidos, esa ternura trabajada y culta pero sin pedantería, me había conquistado cuando escuché algo de él por primera vez. 'Arm chair apocrypha' y 'Noble beast' suelen aletear alrededor de mis oídos. Y ahora que lo aprecio en este video, en vivo, puedo decir también -la puta que lo parió- qué bien entrenada la tiene a su voz el maldito que no necesita estudio ni filtros para que suene melodiosa al recorrer notas (y en esa subida, Tom Yorke muérete de envidia)

Dama Satán dijo...

Coincido totalmente. Cosa rara --quizá es que yo no he leído mucho sobre él y por ahí me equivoco--, no he encontrado elogios para su manejo de la voz. Para mi escasa cultura literaria sobre Bird, seríamos los primeros. Pero es clave: él grita. Lo hace como un maldito maestro de la melodía, cierto, pero sigue siendo un grito. En sus momentos críticos, que siempre son los mejores, resulta insoportable, como si estuviera leyendo un buen poema